Así lo anunció este lunes el titular de la cartera sanitaria provincial, Adrián Pizzi, en una conferencia de prensa en Rawson.

El ministro de Salud del Chubut, Adrián Pizzi, anunció este lunes a la mañana en Rawson que el organismo que conduce declaró el alerta sanitario en el Área Programática de Salud Esquel, con la finalidad de “disponer todos los recursos del sistema de salud y la red de atención provincial, para atender la situación epidemiológica” que se está viviendo en la cordillera por el Hantavirus.

El anuncio fue dado en el marco de una conferencia de prensa, de la que también participaron el ministro de Turismo, Herman Müller; el presidente del Instituto de Seguridad Social y Seguros (ISSyS), Miguel Arnaudo; y la directora provincial de Patologías Prevalentes y Epidemiología, Teresa Strella.

Atender la situación 

En diálogo con la prensa, el ministro Adrián Pizzi explicó que “en virtud de la situación epidemiológica que se está viviendo en la cordillera y en continuidad del trabajo programático y en terreno que estamos desarrollando allá, desde el Ministerio de Salud de la provincia hemos decidido declarar el alerta sanitario en el Área Programática de Salud Esquel”.

Esta medida “tiene que ver con disponer todos los recursos del sistema de salud y la red de atención provincial, para atender la situación epidemiológica del área de la cordillera; ordenar el trabajo con la población, el resto de las instituciones y el resto de los Ministerios; y dar a conocer cuáles son las medidas de prevención y los procedimientos que deben seguir el sistema asistencial, la población que reside en el lugar, los turistas, los empleadores y las personas que desarrollan tareas de riesgo, entre otros”, explicó.

Asistencia de Río Negro 

Asimismo, el ministro Adrián Pizzi destacó que “la provincia de Río Negro también puso a disposición su estructura sanitaria, en caso de que se requiera y sea necesaria”, para atender la situación.

Parte epidemiológico 

Por su parte, la directora provincial de Patologías Prevalentes y Epidemiología, Teresa Strella, señaló que “desde hace poco más de un mes se reportaron en el Área Programática Esquel, en el contexto de lo que denominados un brote, 6 casos confirmados de hantavirus, con una alta probabilidad de que la transmisión de esos casos haya sido de persona a persona, a diferencia de lo que es la vía más frecuente de contagio de la enfermedad, que es la transmisión vectorial por exposición ambiental”.

A su vez, “al día de hoy, y sumando esos 6 casos confirmados, de los cuales 2 son fallecidos, tenemos un total de 15 casos sospechosos notificados a la fecha, dentro los cuales también hay 2 casos que se encuentran en estudio probable, 4 que fueron descartados y 3 en estudio sospechosos”, precisó esta mañana la referente provincial.

“Todos los casos están localizados en la misma zona, que es la localidad de Epuyén. Sin embargo, es necesario recordar que el hantavirus es una enfermedad endémica en toda la comarca y en toda la región andina, es decir, no solo en la provincia del Chubut, sino también en las provincias vecinas”, indicó Strella.

Luego de ello, en las primeras horas de la tarde, se confirmó desde el Área Programática Esquel, dependiente del Ministerio de Salud provincial, un tercer fallecido por hantavirus (que había sido clasificado como caso sospechoso), también de la localidad de Epuyén.

Medidas de prevención 

Por esa razón, explicó la referente provincial, “las medidas de prevención y de cuidado son extensivas a toda el área andina, durante la época de mayor prevalencia de la enfermedad, que es entre los meses de septiembre a marzo”.

Las recomendaciones son “escuchar al que vive en el lugar, a la gente de Turismo, a la agencia de viajes y a quien sea agente de cuidado del viajero, como los guardaparques; respetar las señales, las cartelerias, los senderos y circuitos de turismo; no acampar en lugares que no estén habilitados; mantener el exterior de los lugares que se habitan limpios y libres de basura”, recordó, poniendo de relieve que “no hay medidas extraordinarias”.

Responsabilidad individual y social 

Por otro lado, Strella explicó que “terminar de confirmar la transmisión interhumana es un proceso mucho más largo y complejo, que requiere una confirmación de laboratorio. A pesar de ello, la posibilidad de contagio de persona a persona es una realidad”.

“Es importante considerar que esa transmisión de persona a persona es un momento muy cortito, donde el individuo empieza con el cuadro febril, que dura dos o tres días”, lapso en el cual “hay que apelar a la responsabilidad individual y social que tenemos cada uno de nosotros como ciudadanos, tratar de recluirse y no salir ante un cuadro de este tipo hasta que definamos de qué se trata”, destacó.

Dejá un comentario