El Ministerio de Salud adhiere al “Día Mundial de las Cardiopatías Congénitas”

La fecha se conmemora el 14 de febrero y sirve para visibilizar la patología y concientizar sobre la importancia de un diagnóstico precoz.

El Ministerio de Salud provincial, que conduce Fabián Puratich, adhiere al “Día Mundial de las Cardiopatías Congénitas”, que se celebra el 14 de febrero de cada año, con el fin de visibilizar la temática, concientizando a la población chubutense respecto de la importancia del diagnóstico y el tratamiento temprano de estas patologías.

En tal sentido, la institución de esta efeméride obedece a la necesidad de difundir el alcance de dichas enfermedades, interiorizando a la sociedad en general sobre su incidencia y fomentando el diagnóstico prenatal.

Cardiopatías Congénitas

Al respecto, la referente provincial del Plan Nacional de Cardiopatías Congénitas, Laura Sachetti, señaló que “las cardiopatías congénitas son un grupo heterogéneo de enfermedades presentes desde el nacimiento que afectan la estructura y la función normal del corazón y los grandes vasos”, precisando que “éstas varían desde defectos asintomáticos a enfermedades más complejas, que pueden incluso amenazar la vida de los pacientes”.

“1 de cada 100 bebés nace con alguna cardiopatía congénita, por lo que todos los años en Argentina se calculan 7.000 nacidos vivos con estas condiciones, siendo además la segunda causa de muerte infantil en el primer año de vida”, detalló Sachetti, afirmando además que “pese a esto, y aun teniendo en cuenta que el 70 por ciento de dichas patologías deben corregirse quirúrgicamente, incluso con cirugías de alta complejidad en el primer año de vida, lo cierto es que la población no está demasiado interiorizada respecto a su existencia”.

Diagnóstico y detección temprana

Asimismo, la profesional refirió que “las cardiopatías congénitas pueden diagnosticarse en tres momentos: durante el segundo trimestre del embarazo, por medio de un Ecocardiograma Fetal; al momento del parto, si el recién nacido presenta determinados síntomas como por ejemplo soplo, coloración azulada de la piel o dificultad respiratoria, entre otros; y por último, durante los controles del niño o niña con su pediatra, ante la aparición de síntomas clínicos como dificultad para alimentación, baja progresión de peso, auscultación de soplos o cansancio excesivo con actividad física”.

En tal sentido, Sachetti explicó que en Chubut la Ley Provincial Nº 668 sobre Controles de Embarazo garantiza la realización del Ecocardiograma Fetal en todos los casos que así lo requieran, y recordó que “antes del alta del recién nacido se debe exigir siempre la realización de una oximetría al bebé”.

“La detección temprana salva vidas”, concluyó la referente provincial.

Tratamiento

Respecto al tratamiento, Sachetti explicó que “éste depende de cada caso en particular: en ocasiones no resulta necesario un tratamiento específico, y el paciente sólo debe realizarse controles médicos anuales, y en otros casos sí se requiere un tratamiento quirúrgico”.

“La clave, en resumen, es que el profesional médico pueda realizar un seguimiento de cada caso en concreto, para lo cual es fundamental la detección precoz de las cardiopatías congénitas”, señaló finalmente la profesional, agregando también que en este sentido, resultó muy enriquecedora la promulgación de la ya mencionada Ley Provincial Nº 668 y la Ley Provincial Nº 669 de Derechos de las Personas y Personas por Nacer con Cardiopatías Congénitas, dado que permitieron, entre otras cosas, difundir y concientizar respecto a estas patologías, incrementar el diagnóstico prenatal de las mismas, realizar un acompañamiento interdisciplinario a los pacientes cardiópatas y capacitar a los distintos profesionales.