Dirección de Estadísticas e Información de Salud

GENERALIDADES

La Dirección Provincial de Estadísticas e  Información de Salud del Ministerio de Salud de la Provincia del Chubut,  anualmente realiza dos publicaciones:

  • Volumen I correspondiente al Sistema de Estadísticas Vitales
  • Volumen II correspondiente a Estadísticas de los Servicios de Salud y Sanitaria.

A partir del Año 2014, se agrega una Publicación, la misma corresponde al Registro Poblacional de Tumores. Esta se  incluye  también en el Volumen II.

La información presentada se refiere Estadísticas Vitales: Nacimientos y Defunciones;

Estadísticas de los Servicios de Salud y Sanitaria,  comprende Estadísticas de:  los Servicios de Salud de Establecimientos con Internación (Contenidos Mínimos de Datos Básicos  -CMDB-),  Primer Nivel de Atención (CMDB), Centros de Adicciones,  Programas y Direcciones que elaboran su información.

En cuanto a los registros se destaca una creciente demanda de datos centrados en el individuo, por lo que se consolidaron los registros individuales con número de documento incluido como dato.

En los Establecimientos del primer nivel de atención se está llevando a cabo la implementación de los Contenidos Mínimos de Datos Básicos a través de un soporte digital, que incluye el fortalecimiento de la Historia Clínica y el registro de inmunizaciones. Se adopta la Clasificación Estadística de problemas de Salud en Atención Primaria (CEPS-AP) para el mismo.

Por otro lado para los Establecimientos del segundo nivel de atención, se utiliza  la Codificación Internacional de Enfermedades décima revisión (CIE-10), para internación.

La codificación del Registro Poblacional de Tumores se lleva a cabo con la Clasificación Internacional de Enfermedades para Oncología 3º Edición (CIE-O), los subsistemas que componen el sistema de información son:

  • El sistema de Servicios de Salud que comprende dos sistemas informáticos (CMDB y Servsalud).
  • El Registro Poblacional de Tumores, cuyo Sistema informático es el CanReg5.
  • El Sistema de Estadísticas Vitales con un sistema informático Sev2010.

Como en años anteriores, recordamos a nuestros usuarios que aceptamos sugerencias e inquietudes para dar respuestas a distintas necesidades, siempre que las mismas se observen desde una óptica global Provincial y respetando la confidencialidad. A su vez esperamos que el presente les aporte una herramienta útil y que sea considerado no solo como el esfuerzo de un área específica, sino como el resultado de distintos niveles de gestión.

 

CONCEPTOS E INDICADORES BÁSICOS DE MORTALIDAD

Causa de muerte

Las estadísticas de causa de muerte constituyen una de las herramientas más útiles para el conocimiento de los problemas de salud de una población y orientación de los programas.

“Desde el punto de vista de la prevención de la mortalidad, es importante cortar la cadena de acontecimientos o instituir la curación en un cierto punto. El objetivo más efectivo es prevenir que opere la causa precipitante”.

“El problema de clasificar las causas de muerte, en estadísticas vitales, es relativamente simple cuando actúa una sola. Sin embargo, en muchos casos contribuyen a la muerte dos o más procesos patológicos. En tales casos ha sido la práctica tradicional seleccionar una de estas causas para ser tabulada. Para hacer uniformes la terminología y el procedimiento de selección de la causa de muerte para las tabulaciones primarias en la Sexta Conferencia Internacional para la Revisión Decenal, se acordó designar la causa que fuera a ser tabulada como la CAUSA BASICA DE DEFUNCION”.

Es de destacar que para la clasificación de las enfermedades se utiliza, a partir de 1997, la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas relacionados con la Salud – Décima Revisión (CIE-10).

Tasa Bruta de Mortalidad

Relaciona todas las muertes acaecidas en una población dada con la población total, midiendo así la disminución de la misma a causa de las muertes. Si bien es muy utilizada, ya que generalmente se dispone de los datos para su cálculo, deben adoptarse ciertos recaudos.

Dado que la mortalidad varía con la edad, la tasa bruta puede ser engañosa cuando las poblaciones que se comparan no tienen una composición similar según la edad y el sexo. Las poblaciones compuestas por una elevada proporción de personas de edad avanzada en las que la mortalidad es más alta, mostrarán naturalmente tasas brutas de mortalidad más elevadas que las de las poblaciones ‘más jóvenes’.

Tasa Específica de Mortalidad según Edad

Expresa el riesgo de morir en cada uno de los grupos de edad elegidos para el cálculo. La especificación de la edad y el sexo elimina las diferencias que podrían deberse a las variaciones en la población con respecto a estas características. Dichas tasas pueden compararse entre una zona geográfica y otra y entre un período de tiempo y otro. Sin embargo, no deben dejarse de lado otras variables importantes que influyen sobre la mortalidad en ciertas edades como la escolaridad, la ocupación, etc.

1Fuente: DEIS – Ministerio de Salud de la Nación

Tasa de Mortalidad según Causa

Relaciona las defunciones provenientes de una causa específica con la población. Suministra un índice de la disminución de la población total por una causa determinada y es uno de los indicadores más utilizados para la evaluación de los programas de salud.

Es importante calcular esta tasa por edad y sexo, ya que las causas de muerte varían según estas características.

Dado que la causa de muerte declarada es uno de los datos que está sujeto a errores en cuanto a su declaración, cabe tomar precauciones en su uso, dependiendo su exactitud del tipo de certificación, de codificación y de los criterios de clasificación que se utilicen.

Mortalidad Materna

La mortalidad materna constituye un importante problema de investigación, tanto en lo referente a las causas como a los distintos factores que influyen en la misma: la asistencia sanitaria de la madre, el saneamiento, la nutrición y las condiciones socioeconómicas generales. Las defunciones maternas pueden subdividirse en dos grupos:

• Defunciones obstétricas directas:
son las que resultan de complicaciones obstétricas del estado de gestación (embarazo, trabajo de parto y puerperio), de intervenciones, de omisiones, de tratamiento incorrecto, o de una cadena de acontecimientos originada en cualquiera de las circunstancias mencionadas;

• Defunciones obstétricas indirectas:
son las que resultan de una enfermedad existente desde antes del embarazo o de una enfermedad que evoluciona durante el mismo, no debidas a causas obstétricas directas pero sí agravadas por los efectos fisiológicos del embarazo.

La mortalidad materna es frecuentemente subestimada debido a deficiencias en la certificación médica de la causa de muerte en el Informe Estadístico de Defunción, tanto en países desarrollados como en vías de desarrollo.

En tal sentido, la Dirección Nacional de Maternidad e Infancia junto con la Dirección de Estadísticas de Salud, llevó a cabo un estudio que confirmó la existencia de subregistro de la mortalidad materna con información de 1985.

Tasa de Mortalidad Materna

Refleja el riesgo de morir de las mujeres durante la gestación y el parto.

Se utiliza como denominador el número de nacidos vivos como una aproximación al número de mujeres expuestas a morir por causas relacionadas con el embarazo, el parto y el puerperio.

Si bien la Décima Revisión de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas relacionados con la Salud (CIE-10, 1995) incorpora la categoría de muerte materna tardía, a los fines de las comparaciones nacionales e internacionales, éstas no se incluyen en el numerador de la tasa de mortalidad materna.

Años de Vida Potencialmente Perdidos (AVPP)

Se obtiene de la sumatoria de los años que dejaron de vivir los que murieron en un período, suponiendo una determinada edad como expectativa de vida (usándose en nuestra provincia 72 años como dicha expectativa). Se suele excluir del cálculo las defunciones de menores de un año (por el peso especial que representan). Los AVPP se expresan como total de años o, más habitualmente, años perdidos por grandes grupos de causa (o por causas específicas) de muerte; lo que permite evaluar el impacto que tienen las diferentes causas en las muertes prematuras.

Tasa Ajustada de Mortalidad General

Las tasas de mortalidad ajustadas, expresan la tasa de mortalidad esperada si la estructura de la población del área o región fuera similar a una población estándar. Para el cálculo de las tasas de mortalidad ajustadas se utilizaron como poblaciones estándares a la estructura de población del censo de población de la provincia para del año 2010. La utilización de tasas de mortalidad ajustadas permite una mejor comparación entre poblaciones ya que se disminuye notoriamente las diferencias que podrían ser ocasionadas por diferencias en sus estructuras etáreas.

CONCEPTOS E INDICADORES BÁSICOS DE NATALIDAD

Nacido vivo

Es la expulsión o extracción completa del cuerpo de la madre prescindiendo de la duración del embarazo, de un producto de la concepción que, después de tal separación, respire o manifieste cualquier otro signo de vida, tal como el latido del corazón, pulsaciones del cordón umbilical, o movimiento efectivo de músculos voluntarios, haya o no haya sido cortado el cordón umbilical y esté o no unida la placenta; cada producto de tal alumbramiento se considera nacido vivo.
Nacidos Vivos Registrados Se consideran nacidos vivos registrados a los ocurridos en el año de registro y en el año inmediato anterior

Edad de la madre

La edad de la madre es un factor que se asocia fuertemente con el posible daño del niño (muerte o enfermedad). Esto ha sido estudiado en diferentes países y verificado para la Argentina en un estudio donde se observa una clara asociación entre determinados grupos etáreos, el bajo peso al nacer y la mortalidad infantil, durante el año 1989 en la Capital Federal y el Conurbano Bonaerense.

Este tipo de estudios, permite cuantificar los grupos de riesgo, o sea aquellos grupos que tengan mayor posibilidad de daño (Alto Riesgo) o menor (Bajo Riesgo). Este enfoque basado en el concepto de riesgo, tiene gran trascendencia desde el punto de vista sanitario y con miras a encararlo de esta forma, se adopta en el estudio mencionado la clasificación propuesta por Buttler y Bonham en 1958 y utilizada con éxito en numerosos estudios ulteriores. Las madres son categorizadas en tres niveles de riesgo en relación con su edad:

ALTO RIESGO – Menos de 20 años.
BAJO RIESGO – Entre 20 y 34 años.
RIESGO INTERMEDIO – Mayores de 34 años.

Desde el punto de vista de la atención materno infantil se define como RIESGO a la mayor probabilidad de producirse DAÑO (muerte, enfermedad y/o secuela) en el período de referencia (en este caso el primer año de vida). La edad materna es un factor que se asocia significativamente con la posibilidad de daño del hijo (mortalidad) durante el primer año de vida y permite identificar y cuantificar dónde y de qué dimensión es el riesgo a que está sometido ese niño.

Nivel de instrucción de la madre

El nivel de instrucción materno es un factor de riesgo para el hijo en cuanto a la probabilidad de sufrir un daño (muerte, enfermedad y/o secuela). Esta fuerte asociación está sustentada por numerosos trabajos y verificado en la Argentina en el estudio mencionado precedentemente.

En Principios y Recomendaciones para un Sistema de Estadísticas Vitales Naciones Unidas, a través de su Oficina de Estadística, recomienda en categorizar el Nivel de Instrucción Materno en siete grupos:
Analfabeta, Primaria Incompleta y Completa, Secundaria Incompleta y Completa y Terciaria o Universitaria Incompleta y Completa.

El mayor riesgo corresponde a los niños hijos de madres con bajo Nivel de Instrucción y el menor riesgo a los hijos de madres con alto Nivel de Instrucción.

Pertenencia o asociación a sistemas de atención de la salud
La adhesión o asociación obligatoria o voluntaria a algún sistema de atención de la salud no indica “per sé” cobertura real; sin embargo, establece mecanismos de accesibilidad a los servicios de salud.

Desde esta perspectiva, estar o no asociado a algún sistema de atención de la salud permite un corte dicotómico de la población afiliada y no afiliada en cuanto a cobertura y utilización de servicios de salud. Es también un indicador indirecto o “proxi” de condición socioeconómica de la población y, por lo tanto, de caracterización de la misma según niveles de riesgo.

1Fuente: DEIS – Ministerio de Salud de la Nación


Peso al nacer

La alta frecuencia de neonatos de bajo peso al nacer (< 2500 g), se observa en países o regiones en vías de desarrollo y su alta incidencia se acompaña frecuentemente con otros indicadores de riesgo elevado como todos los considerados anteriormente. Esta definición engloba al desnutrido fetal y al neonato de pre término, por lo que muchas veces las estrategias a seguir son en función de la distribución porcentual de cada uno de estos dos grupos.

La mejoría en la atención de la salud puede disminuir la morbimortalidad y las secuelas de este grupo de alto riesgo, pero no su incidencia, ya que ésta es producto del efecto de múltiples variables que dependen del desarrollo social y cuya erradicación necesita medidas estructurales, capaces de producir impacto pero a largo plazo.


Edad Gestacional

La edad gestacional es un parámetro de fundamental importancia al nacer, ya que a partir del mismo se toman innumerables medidas de atención y/o prevención del neonato. Está relacionada directamente con el grado de adaptación del niño a la vida extrauterina. A menor edad gestacional más difícil es adaptarse al medio ambiente: problemas de regulación térmica, de alimentación, mayor susceptibilidad a las infecciones, disturbios metabólicos, insuficiencias respiratorias, trastornos cardiocirculatorios que producen asfixias de diferente grado y otras complicaciones debidas exclusivamente al escaso tiempo de gestación.

Esta situación condiciona y hace que muchos de estos niños requieran terapia intensiva para tratar de atenuar los efectos de la prematurez, evitar secuelas y disminuir la mortalidad que está en razón inversa al tiempo de gestación.

Si se utiliza esta variable asociada al peso al nacer, sirve para diagnosticar el estado de nutrición fetal.

El niño de pretérmino es aquél que nace antes de las 37 semanas completas (cualquiera sea su peso) y es un gran problema sanitario que repercute en la sociedad. El nacido de término es el que nace entre la 37 y menos de las 42 semanas completas de gestación y sucede en la mayoría de los casos.
El neonato de posttérmino nace en la 42 o más semanas completas. La información de la edad gestacional es menos confiable que el peso al nacer y se publica en los anuarios de la Dirección de Estadísticas e Información de Salud desde 1991.

Deben tomarse con precaución los datos sobre edad gestacional por dos razones: el nivel de confiabilidad del dato, ya mencionado, y las dificultades en cuanto a lo que puede brindar la atención médica para su modificación.

Número de orden de nacimiento

El primer hijo tiene mayor riesgo que el segundo y el tercero. A partir de éste, el riesgo aumenta en forma muy importante, al punto que la gran multípara es considerada una madre de alto riesgo. Estas son más frecuentes en países o regiones con déficits socioeconómicos culturales, en los cuales no existen programas de control de la natalidad.

Esta gran multiparidad se ve en muchas regiones, aún en madres jóvenes, por lo que muchas veces no está asociada con la edad de la madre como podría esperarse. La importancia de este factor en el área maternoinfantil, justifica su análisis a nivel del país y de las diferentes jurisdicciones.

Desde los trabajos de Ruth Puffer y Carlos Serrano, publicados a principios de la década del 70 , se observó que el orden de nacimiento podría considerarse como un factor de riesgo que se asociaba con determinado daño en el hijo.

Situación conyugal de la madre
Los nacidos vivos se presentan también teniendo en cuenta la situación conyugal de la madre, referida a si convive en pareja (ya sea casada o en unión de hecho) o no convive en pareja.

Una información que señale la situación conyugal de la madre, categorizándola como con pareja estable o sin pareja estable, contribuye a definir el riesgo de una población materno infantil con mayor precisión que la filiación, entendida como matrimonial o extramatrimonial.

Local de ocurrencia y persona que atendió el parto
Para evaluar la utilización de los servicios y recursos de salud, resulta útil tener en cuenta el local de ocurrencia y la persona que asistió el parto. Estos datos permiten apreciar el nivel de institucionalización del mismo en las distintas jurisdicciones. Desde el punto de vista estrictamente sanitario, son importantes porque permiten evaluar las condiciones de riesgo en que ha acaecido el parto. El parto no institucional comprende los nacidos vivos acaecidos en domicilio o en otro lugar como la calle, a bordo de un vehículo, etc. Ello de por sí define una condición de alto riesgo.

PERSONAL QUE LA CONFORMA 

Equipo Técnico de Nivel Central

 
Directora de Estadística e Información de Salud

Tec. Silvia Espinola

Departamento Provincial de Análisis y Difusión de la Información

Tec. Gladis Calabrano

Departamento Provincial de Producción Logística

Apu. Mariela Lienqueo

División Provincial de Procesamiento

Sr. Leonardo Quiroga

División Provincial de Estadísticas Continuas

Tec. Susana Abraham

Aux. Karina Dencor

Aux. Juan Medina

Aux. Maria Elena Uribe Neumann

Lic. Miriam Ortega

Tec. Gabriela Gonzalez

 

ÁREA PROGRAMÁTICA NORTE

Roberto Díaz

Mail: dptoestadisticabiedma@yahoo.com.ar

Red: 6048 / 6049

ÁREA PROGRAMÁTICA TRELEW

Tec. Mauricio Melano
Mail: areaestadistica@hotmail.com.ar
Red: 4144

ÁREA PROGRAMÁTICA ESQUEL

Soledad Peña

Mail: estadistica_ape@hotmail.com

Red: 5922

ÁREA PROGRAMÁTICA COMODORO RIVADAVIA

Tec. Edit Delgado

Mail: estadisticareacr@yahoo.com.ar

Red: 2223 – int.223

COMO COMUNICARSE

E-mail: deis.chubut@gmail.com

Tel: 0280-4481519 (por red provincial 3520)

Conmutador: 0280-4481012/066 (por red provincial 3060). Interno 220

NOTICIAS DE ESTADISTICA
CURSOS DE ESTADISTICA